¿Qué es un clúster? - Ecdisis Estudio

¿Qué es un clúster?

Este término fue ideado por el especialista en marketing Michael Porter y se utiliza para definir a la agrupación o conjunto de empresas, marcas u organizaciones que suman fuerzas para aprovechar sus diferentes especializaciones con el fin de poseer ciertas ventajas sobre la competencia, así como reducir costes y mejorar su productividad.

Para que nos entendamos mejor, este término se refiere a conjuntos de empresas o personas que tienen los mismos intereses y quieren compartir sus experiencias y recursos para poder alcanzar un beneficio conjunto. Esta práctica permite aumentar la rentabilidad y la clientela, lo que supone una opción muy interesante a realizar.

 

¿Qué es el clúster en marketing?

En marketing el concepto es parecido, pero no exactamente igual.

Cuando hablamos de clúster en marketing, lo solemos aplicar en el marketing de contenidos y nos referimos a agrupar contenido relacionado. Al tener una gran cantidad de contenido, aumenta la densidad de la URL principal y favorece que el usuario encuentre la página en sus búsquedas.

El clúster, en definitiva, es una estrategia que nos ayudará a mejorar nuestro  , con siguiéndonos más visitas.

Por otra parte, es otra forma de optimizar los contenidos de tu web o blog.

¿Cómo funciona el clúster temático?

El clúster, como hemos comentado con anterioridad, pretende proporcionar fuerza a las páginas principales mediante contenidos más pequeños y específicos. De esta forma, Google reconocerá nuestra página principal como la página de más valor y, además, mejorará nuestra clasificación respecto a la competencia.

Cosas a tener en cuenta para hacer un clúster

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de realizar un clúster de contenidos es que tienes que realizar un estudio de keyword meticuloso, para observar qué keywords van acorde a tu temática y decidir cuáles quieres que hagan posicionar tu web.

Por otro lado, debemos crear un enlazado interno entre nuestros contenidos, para relacionar los más pequeños y que sea esto lo que aumente la densidad de URL.

Para la creación de URLS, tienes que construirlas anidadas unas en otras, es decir, debes ir creando categorías a los que se les vaya añadiendo la subcategoría, por ejemplo:

  • Eldominio.com
  • Eldominio.com/animales
  • Eldominio.com/animales/omnívoros
  • Eldominio.com/animales/omnívoros/cerdo

En el ejemplo podemos comprobar que, al final, gracias a las subcategorías o clúster, la página principal va a contabilizar visitas.

Cada URL debe tener contenido interesante para el lector e ir de acuerdo con la temática tratada, es decir, la subcategoría debe complementar a la temática principal, que es lo que valora principalmente Google, un contenido interesante el cual visiten los lectores.

Estructura del clúster

La estructura del clúster es la estructura denominada SILO, que te explico a continuación.

La estructura SILO divide tu página en niveles, es decir, separará por nivel de importancia o nivel de visibilidad las categorías que tengamos en nuestra página, para dirigir la densidad a una URL u otra.

La página de inicio de tu web será la página principal y estará en el primer nivel. Es a la que se le sumará la densidad y la que generará un mejor posicionamiento.

A continuación, tendrás las páginas de segundo nivel, que son las categorías que tenemos. Esas son las páginas que atacarán la keyword principal y ayudarán al posicionamiento de la web.

Finalmente, tendrás las páginas de tercer nivel, donde habrá información específica en relación a la temática de tu página web. Por lo tanto, son las que atacarán las long tails principales que tengan relación con las keywords atacadas por las páginas de segundo nivel.

Para realizar el clúster, en la página principal tendrás que enlazar a las páginas de segundo nivel, las denominadas páginas pilar. Estas páginas, como ya hemos comentado, atacarán directamente a las keywords principales por las que quieres que tu página web posicione; por ello, se denominan páginas pilar o pillar pages, debido a que son la parte principal de esta estrategia y aportan la información general que nos ayudará en la estrategia.

Las páginas de tercer nivel deben enlazarse, sobre todo, entre ellas, y también enlazar a la página de nivel superior (páginas de segundo nivel). Aquí encontraremos información más específica atacando a las long tails y complementarán la información de las páginas de segundo nivel.

Por otro lado, las páginas de segundo nivel o categorías nunca deben enlazarse entre sí, ya que deben permanecer como categorías independientes para que este tipo de estrategia funcione.

Tipos de clúster que debes conocer

Existen distintos tipos de clúster que debes tener en cuenta en tu estrategia, como ya hemos comentado, depende de lo que quieras lograr, o del tipo de página que tengas, es más interesante aplicar una estrategia u otra para posicionar mejor.

Vamos a averiguar los tipos de clúster:

 

Clúster de navegación

Esto se refiere a la creación de un buen enlazado interno en nuestra página, es decir, se trata de añadirle valor y contenido a la página principal, enlazando a un contenido más específico.

Como hemos comentado antes, este tipo de clúster se realiza  para poder potenciar esta estrategia, ya que si además de crear URL anidadas, conseguimos que se enlacen entre ellas y el lector acabe entrando en varios de nuestros artículos, servicios o subcategorías, lograremos un aumento de las visitas a nuestra página y un tiempo más largo de navegación.

 

Clúster de contenido

Se trata de crear contenidos en base a las keywords principales, que irán acorde a nuestra temática principal que tenga nuestra web.

Por ejemplo: Si un blog quiere dedicarse a la temática de viajes, podrá atacar las KW principales de continentes (como África), y en sus subcategorías atacar las palabras (Camerún, Namibia, Angola…). De esta manera, aunque el lector busque un país específico, aportará visitas a la página de África.

 

Clúster para ecommerce

Para este tipo de web, lo principal es que el usuario llegue con facilidad al producto.

En la página principal deberás hacer un enlazado hasta las categorías de productos de nuestra web. Dentro de ella, nuestros productos deberán ir enlazados unos con otros para aportar más valor y contenido.

Por ejemplo, una tienda de muebles online tendrá una categoría de sofás, a la cual irán enlazando diferentes tipos de sofás con chaise longue, de tres plazas, de dos plazas… Y si los productos van enlazados entre sí, podrás conseguir que el usuario encuentre un producto que le acabe interesando comprar.

 

Clúster para blog

Para que un blog posicione de mejor forma, es importante que a la temática general se le añada clúster de contenidos, los cuales vayan añadiendo más información a las categorías principales y, de esta manera, aporten más valor a la página principal.

 

Clúster para páginas de servicios

Este tipo de clúster es válido para las webs de servicios, donde seleccionaremos como página pilar un servicio en concreto y a continuación, por ejemplo, como clústers añadiremos todos los lugares donde realizamos dicho servicio.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *