Tipos de KPI's - Ecdisis Estudio

Tipos de KPI's

Cada negocio o proyecto requiere de unos KPI específicos. Según el tipo de empresa y del sector de actividad, existen una serie de mediciones concretas que facilitan la obtención de ciertas ventajas competitivas:

1. KPI de ventas

Están dirigidos a convertir en ventas y facturar un servicio o producto específico. Esta medición puede estar formada por unos 30 indicadores encargados de monitorizar las ventas (satisfacción del cliente, compromiso y motivación del equipo comercial, etc.).

Por lo tanto cualquier departamento comercial necesita establecer unas métricas precisas que ayuden a visualizar de forma sencilla si el equipo está progresando hacia los objetivos marcados. Estas métricas se conocen como KPIS de ventas, por sus siglas en inglés: Key Performance Indicators

En primer lugar, debemos identificar qué indicadores son necesarios y engloben toda la actividad de la empresa. Hay que fijar unos objetivos claros y limitados para focalizar los esfuerzos en ellos y conseguir cumplirlos. 

¿Qué deben incluir los kpis de ventas?

  • Deben mostrar el objetivo de la compañía
  • Ser definidos por la dirección de la empresa
  • Proporcionar contexto
  • Tener significado en distintos niveles
  • Estar basados en datos reales
  • Ser fácilmente entendibles
  • Conducir a la acción

2. KPI de redes sociales

Los KPI social media son datos clave para conocer no solo el desempeño de las acciones en en redes sociales, sino también qué retorno estamos obteniendo de las mismas, cuáles están funcionando mejor y si estamos cumpliendo objetivos. Resultan de gran valor cuando se quiere conocer el impacto pagado u orgánico de las publicaciones en las redes sociales, así como la participación y la influencia que tienen en el retorno de la inversión. Un parámetro que ayudará a conocer el rendimiento y lo que aportan estos canales al desarrollo de la empresa.

Por tanto, lo primero que debemos establecer en nuestro plan de marketing social media son los objetivos que pretendemos alcanzar en función de los recursos (tiempo, inversión económica y/o formación) que dispongamos. Estos han de ser:

  1. Concretos. Es decir, han de estar bien definidos. Nada de dispersiones. Han de responder a las 5 W. – Qué, cuándo, cómo, cuando y porqué -.
  2. Alcanzables. Han de conseguirse en un periodo concreto gracias a la estrategia que definiremos para ello.
  3. Medibles. Los objetivos, desgranados en KPI´s, a través de distintas herramientas, han de poderse media. De lo contrario, no sabremos si se están cumpliendo.
  4. Definido en el tiempo. Establecer un periodo en determinado para su consecución.
  5. Realistas. Es decir, que se puedan cumplir en función de nuestros recursos y las acciones a ejecutar.

3. KPI retail

Ideados para aumentar las ventas y reducir los gastos en comercios textiles y del sector consumo.

La industria del retail es una de las más competitivas del mundo. Para tener éxito hay que analizar constantemente lo que nos puede hacer crecer para tomar decisiones basadas en en la experiencia del cliente. Es necesario elegir los indicadores clave o KPI Retail (Key Performance Indicators) en función del resultado que se desee lograr o según los objetivos estratégicos. Controlarlos correctamente será de gran ayuda para saber qué tipo de acciones de mejora es necesario poner en marcha en un negocio y así conseguir mejores resultados y aumentar las ventas.

Existen distintos tipos de indicadores, y entre los más relevantes destacamos:

  1. Número de visitas.
  2. Ventas.
  3.  Margen. 
  4. Ratio de conversión. 
  5. Ticket medio. 
  6. Unidades por ticket. 
  7. Rotación. 
  8. Grado de satisfacción. 

4. KPI de logística

Los KPI en logística son indicadores clave para medir la evolución de la empresa y ejecutar acciones de mejora continua. Esta serie de datos, ratios y porcentajes constituyen una sólida base sobre la que asentar nuestra toma de decisiones en pos de alcanzar la excelencia logística.

La logística representa una parte importante del coste ligado a la fabricación o comercialización de cada artículo. De ahí que las empresas promuevan el análisis de los procesos relacionados con el aprovisionamiento, el almacenaje y el transporte o distribución de mercancías. A continuación, repasamos los principales tipos de indicadores logísticos y algunos ejemplos de KPI utilizados para evaluar la gestión de la cadena de suministro.

Específicos para calcular el rendimiento y el nivel de optimización de los distintos procesos del negocio (mejorar la calidad, incrementar la productividad, minimizar errores, etc.). Son la base sobre la que mejorar de forma continua dentro de una organización.

5. KPI de producción

Son aquellas variables que ayudan a las empresas a identificar defectos o procedimientos erróneos a la hora de elaborar un producto u ofrecer un servicio a los clientes. Gracias a ellos, se puede conocer la eficiencia tanto de los recursos humanos como de los materiales que se utilizan en cada proyecto o en el conjunto de la empresa.

Estrechamente relacionados con el anterior y fundamentales para favorecer la mejora constante de los procesos de producción de la compañía.

 

6. KPI financieros

Focalizados en una estrategia de crecimiento, reducción de costes, aumento de beneficios y optimización de activos.

 

7. KPI marketing digital

Ayudan en la medición del rendimiento de las operaciones destinadas a conseguir leads, conversiones en cada campaña, influenciar en el público objetivo, los impactos de un banner… Y donde es importante conocer qué hace cada acción. Por eso cada indicador en el marketing digital debe ir acompañado de un valor específico que ayude a escoger los diferentes canales que se tengan disponibles para llegar al cliente.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *