¿Qué una redirección 301 en WordPress o PrestaShop? - Ecdisis Estudio

¿Qué una redirección 301 en WordPress o PrestaShop?

Una redirección 301 es una indicación que se le hace al CMS para que envíe a todos los usuarios que entran a una URL en particular, hacia otra diferente. En un principio es permanente, porque una vez establecida, ésta se mantiene sin necesidad de actualizarla constantemente, a menos que haya alguna situación que lo amerite.

 

Desde el punto de vista del visitante, este tipo de redirecciones suceden de manera automática, lo que hace que los usuarios no tengan la necesidad de hacer absolutamente nada durante el proceso. Por otro lado, esto también permite que se dé de forma rápida y sin alertarlo/a.

Además, como veremos a continuación, si usas los métodos adecuados y profesionales para ello, según el gestor de contenidos que tengas instalado en tu Web, incluso ésta será tan inmediata que el usuario ni siquiera se percatará de que la URL que originalmente quería visitar no es finalmente a la que accede.

¿Qué es una redirección 301?

Una redirección 301 es un comando que se utilizamos a nivel del servidor, para envía automáticamente a todos los usuarios que entran en una URL hacia otra diferente. De la misma manera, con esta redirección se le indica a Google que dicha URL a sido cambiada permanente por otra.

Desde el punto de vista del visitante, este tipo de redirecciones suceden de manera totalmente automática, lo que hace que los usuarios no tengan la necesidad de hacer absolutamente nada durante ese proceso. Por otro lado, esto también permite que se dé de forma rápida y sin alertarlo/a.

Además, como veremos a continuación, si usas los métodos adecuados para ello, según el gestor de contenidos que tengas instalado en tu Web, incluso ésta será tan inmediata que el usuario ni siquiera se percataron de que la URL que originalmente quería visitar no es finalmente a la que está accediendo.

¿Para qué sirve hacer una redirección?

Principalmente, esta técnica se utiliza para enviar automáticamente a los usuarios que acceden a una dirección que ya no existe, que ha cambiado o que no está activa actualmente, hacia otra que sí lo está.

De esta forma, como ya hemos explicado, los visitantes que ingresan a la URL que ya no sirve, no reciben el mensaje de error http 404 que aparece cuando una página dejó de funcionar o un enlace está roto.

Ten en cuenta que, cuando cambias de dominio o borras una página de tu sitio Web, ésta no se retira automáticamente de la SERP de Google si ya está indexada en él, lo que causa que los usuarios aún puedan llegar a utilizarla e intentar acceder a ella.

Lo mismo sucede con todos los enlaces externos o Back Links de otros sitios web que te están enlazando y enviando a los usuarios a esa URL, simplemente se toparon con un mensaje de error 404, causará que aumente tu rebote de página y que pierdas la autoridad que esos links te transmiten.

¿Cómo afectan esas redirecciones a la indexación de una URL en Google?

Al hacer una redirección 301 de una URL que ya a sido indexada por el buscador, este entiende que el contenido de esa dirección de destino a sido traslado a otra URL diferente. Por ello, este proceso implica algunos efectos sobre el contenido indexado de esa página:

  1. Google desindexa la URL antigua (o redirigida) y su contenido e indexa en su lugar la URL nueva con su respectivo contenido.
  2. Gran parte de la autoridad Web obtenida por la URL redireccionada, se traspasa a la nueva URL de destino.

¿Cuándo debemos utilizarlas?

Estos comandos deben ser utilizados siempre que modifiquemos la estructura de una URL y cuando migremos, fusionemos o eliminamos alguna URL de nuestro sitio web, para evitar los problemas de páginas no encontradas (error 404) y perder la autoridad que ellas tenían de cara a Google o dar una mala experiencia a los usuarios que puedan visitarlas.

Entre otras cosas, recuerda que una redirección te ayudará principalmente a evitar los errores 404 y las consecuencias negativas que ellos tienen en tu estrategia SEO, como, por ejemplo, el aumento en la tasa de rebote y la pérdida de la autoridad de todos esos Back Links que ya tenias apuntando a esa URL que ahora a sido modificada o eliminada.

¿Qué tipos de redirecciones 30X existen?

Si bien solemos referirnos a ella simplemente como «301», la verdad es que existen diferentes tipos, cada uno con sus propias características. Los tipos de redirección 30X que existen son:

 
Redirección 301

Este es el más conocido, y uno de los más usados. Este tipo en particular se caracteriza por ser permanente, por lo que «permanece» constante a menos que el Webmaster decida cambiarlo. Google las interpreta como redirecciones definitivas.

 

Redirección 302

En este caso, deja de ser permanente y se vuelve temporal, y Google también las reconoce como tal cuando su robot rastrea el sitio Web con la redirección 302. Al ser temporal, ésta no le pasa PageRank ni autoridad a la nueva dirección.

 

Redirección 303

Ésta es similar a la 302, solo que un poco más forzada. Para entender esto, debes saber que la redirección 302 hace que el navegador solicite la nueva dirección cada vez que ingresa a la URL en cuestión, ya que es temporal. Sin embargo, este tipo en ocasiones da paso a ambigüedades que ocasionen errores.

Lo que hace la 303, es volver todo un poco más forzado, y con menos ambigüedades que den paso a errores que sí tiene la 302. Esto lo hace forzando al navegador a utilizar el método GET exclusivamente.

 

Redirección 304

La 304 o “Not Modified” es algo peculiar, ya que ésta no redirige a otra dirección, sino que hace que el navegador acceda a la dirección a través del caché, ya que ésta no se ha modificado.

 

Redirección 305 y 306

Ojo, estas dos redirecciones están un poco obsoletas: la 305 es poco reconocida por culpa de algunos navegadores como Mozilla (y es de hecho bastante similar a la 302), mientras que la 306 ya no se utiliza en absoluto, por lo que mejor las olvidamos.

 

Redirección 307

También es similar a la 302, de hecho, es casi del mismo tipo «temporal». Aunque, la principal diferencia es que la 307 imita la petición HTTP que realiza el navegador al servidor durante el proceso de redirección, lo cual no sucede con la 302.

 

Redirección 308

Algo parecido a lo que sucede con la 307: la 308 imita la petición HTTP que el navegador hace al servidor durante la redirección. Ahora, la principal diferencia, es que ella es permanente, por lo que sería el equivalente de la 307 pero para la 301.

Pese a que son varios tipos, personalmente te recomiendo que te enfoques en 2 de ellas, la 301 y la 302, debido a que son las 2 más comunes y las que más utilizarás en tu sitio web.

Dicho esto, veamos cómo llevarlas a cabo en WordPress y PrestaShop, dos de los CMS más usados en la actualidad para Blogs y tiendas online respectivamente.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *