¿Qué tipos de blog existen? - Ecdisis Estudio

¿Qué tipos de blog existen?

Ahora que ya sabes qué es un blog y para qué sirve ¿cuántos tipos piensas que hay? Y es que en función del contenido que subas y de tus metas, éste puede clasificarse en uno de los siguientes tipos:

1. Personal

Es el tipo más básico de todos, el más cercano a esa definición de blog en la que escribimos sobre un hobby o algo que nos apasiona.

La principal característica de este tipo de bitácora es que no se hace con la intención de monetizar o de vender algún producto o servicio, sino simplemente para hablar de aquello que te interesa.

Tampoco están estrictamente centrados en un tema en particular, ya que el autor puede escribir básicamente de cualquier cosa sin límites, incluyendo su día a día, por ejemplo.

Es muy parecido a un diario personal en el que actualizas todo aquello que te haya llamado la atención recientemente.

Su principal ventaja es que son un buen primer acercamiento al mundo del blogging.

Además de que suele hacerse en plataformas como WordPress.com o Blogger, que son totalmente gratis. Aunque cuentan con la desventaja de que no pueden monetizarse.

Otro detalle a tener en cuenta es que este tipo de blogs no se suelen «optimizar» para conseguir un mejor posicionamiento, sumado a que los temas suelen ser tratados de forma más personal y no con el objetivo de satisfacer las necesidades de los usuarios que lo visitan.

2. Profesional

Si en el de tipo personal el autor escribía de lo que le apasiona, en el profesional el autor escribe sobre un tema determinado que mayormente guarda relación con su profesión (aunque indudablemente, también puede y debería apasionar).

Este es el tipo que suelen escribir aquellas personas que buscan trabajar su marca personal en Internet.

Un buen ejemplo sería mi propio blog josefacchin.com, en el que escribo contenidos sobre Marketing Digital y SEO, que es a lo que me dedico.

Estos blogs tienen muchas ventajas para los profesionales, principalmente que son una buena fuente de leads cualificados que más adelante se podrían convertir en nuevos clientes, así como también la posibilidad de fidelizar a tus antiguos clientes a través del contenido que ofreces y que les aporta algún valor.

A diferencia de las bitácoras personales, estos requieren de una inversión mayor tanto de tiempo como de dinero, ya que necesitas adquirir un servicio de hosting y dominio propio para dar una imagen más profesional.

Además, se hace necesario optimizar tu sitio web y tu contenido para atraer tráfico de calidad, que de verdad te sea útil.

Ten en cuenta que esto requiere bastante tiempo y esfuerzo, por lo que los inicios serán bastante duros.

3. De marca (corporativo)

Son aquellos en los cuales su objetivo principal es trabajar el branding de una empresa.

Son particularmente útiles para establecer un canal de comunicación directa entre la marca y los consumidores, además de que te permite generar emociones en tu audiencia y así fidelizar clientes.

A diferencia de lo que parece, éste no busca vender, sino más bien aumentar la visibilidad de tu marca a través de contenido interesante y entretenido que aporte valor a tu audiencia.

Por lo que, al menos de manera directa, no esperes obtener ganancias.

También es el medio perfecto para poner en práctica el Branded Content.

4. Corporativo

Un blog corporativo es aquél que pertenece a una empresa, como ya te hemos contado en este mismo blog en artículos anteriores.

Sin embargo, hay que tener en cuenta el factor tema, y es que ¿de qué podría hablar una empresa en un espacio digital como éste? Pues de mucho más de lo que se podría llegar a pensar.

Por lo general, se emplean como un medio para ampliar la información relacionada con sus productos o servicios y así resolver las posibles dudas que tengan los clientes antes o después de adquirir dichos productos o servicios.

5. De nicho

Son aquellos que se emplean para hablar de un tema específico que genere tráfico y monetizar el contenido que se publica.

De cierta forma, es como si combinásemos un blog profesional con uno personal, pero con la diferencia de que no siempre vas a intentar vender algún producto o servicio, ni trabajar tu marca personal.

Y de que sigue requiriendo bastante tiempo y esfuerzo, además de dinero, algo que no sucede con un blog personal.

Se le conoce como blog de nicho precisamente porque se centra en una temática o nicho y todo el contenido que se crea gira en torno a éste.

Existen muchos métodos para monetizar un blog de este tipo, hasta el punto en que es realmente uno de los métodos más factibles para conseguir dinero en Internet, sin importar si tienes o no un producto para vender o un servicio que ofrecer.

¿Se puede ganar dinero con ellos? Sí, pero al igual que sucede con un blog profesional, necesitas mucho tiempo y esfuerzo para que tenga éxito, por lo que no es algo que lograrás en corto plazo.

Este es el tipo que más abunda en Internet, por lo que suele haber una competencia excesiva en algunos nichos, haciendo que tener un conocimiento avanzado sobre Posicionamiento SEO sea una necesidad para cualquiera que tenga la intención de ganar dinero con una bitácora de este tipo.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *