¿Qué Marketing sensorial? - Ecdisis Estudio

¿Qué Marketing sensorial?

Este tipo de marketing  utiliza los 5 sentidos para conseguir aumentar las ventas y llamar la atención de un mayor público.

 

¿Para qué sirve el marketing sensorial?

Todo esto  que hemos mencionado anteriormente es producto del marketing sensorial y está pensado para mejorar tu experiencia como usuario, la forma en la que ves a la marca y conseguir que compres más en la tienda.

Además, con este lo que también estamos logrando es que tu público asocie sensaciones y emociones positivas a tu empresa o marca. Por ejemplo, Lush, la tienda de jabones, siempre se asociará con olores naturales; por otro lado, esa muestra gratuita de yogur de Llaollao, también es marketing sensorial.

Por medio de los sentidos somos capaces de recordar con mayor facilidad. Recordamos cómo nos sentimos, a qué olía o qué colores fueron los que nos impactaron más. Como el escritor Marcel Proust en su libro A la recherche du temps perdu, el sabor de una magdalena puede llevarte de vuelta a tu infancia.

Cómo hacer marketing sensorial

Para hacer marketing sensorial tendremos que poner los cinco sentidos en nuestra estrategia. Sin embargo, a la hora de llevarla a cabo, te recomiendo que te decantes por un solo sentido y que le saques a este el máximo partido.

De esta forma, el efecto que conseguirás será mucho más efectivo. Imagina a tus posibles consumidores siendo bombardeados de golpe por música clásica, oliendo pan recién hecho, viendo imágenes llenas de colores y la posibilidad de tocar o acariciar el producto que estés vendiendo. ¿Es algo agobiante, verdad?

Por eso, lo mejor es que potencies uno o dos sentidos y que juegues con ello a tu favor. En una panadería, por ejemplo, puedes aprovechar ese olor a pan recién hecho y darlo a probar gratis.

 

Pon los cinco sentidos en tu estrategia

Vamos a dar un rápido repaso viendo las formas en las que puedes utilizar los 5 sentidos para tus campañas de marketing y de qué forma podrás llamar la atención de tu público. Estas son algunas formas de incorporar estas ideas en tu tienda o negocio (y si lo tuyo es el marketing online, ¡tampoco dejes de leer! En nada estamos contigo).

 

La vista: ojos que ven, corazón que siente

Este tipo de marketing es uno de los más conocido y utilizados. Crear imágenes que se escapen de lo común, que tengan algo inusual y por lo tanto, capte la atención que necesitemos.

Estamos expuestos diariamente a miles de imágenes y de estímulos visuales,  por lo que generar impacto a través de este medio puede resultar algo más complicado. Una forma de conseguirlo es a través de los colores. Los colores pueden convertirse en el factor determinante para los consumidores a la hora de comprar.

 

El olfato: ¿A qué huele tu empresa?

El olfato, junto con el tacto, es uno de los sentidos olvidados. Es cierto que en determinadas situaciones, incorporar el marketing olfativo a tu estrategia puede ser prácticamente imposible.

Pero no, ¡no te rindas! Buscar un olor que distinga a tu marca puede ser lo que realmente te diferencie por delante de tu competencia. Solo tienes que pensar en el cine y el olor a palomitas, esos grandes aliados.  Antes, comer en sitios como el cine o el teatro era impensable. Ahora, lo que es verdaderamente impensable es ver una película sin un cubo de palomitas y una Coca Cola.

Puedes poner velas aromáticas, utilizar perfumes o vaporizadores, dejar que el olor de la cafetera  impregne tu local de ese sabroso olor a café recién hecho, etc…

 
El tacto, el mayor olvidado

Si ya es complicado pensar en formas de utilizar el olfato en tu estrategia de marketing, ¿cómo puedes utilizar el tacto? Nos es tan complicado como crees, y estoy segura de que ya has podido ver un ejemplo de ello más de una vez.

Dos ejemplos muy buenos de marketing sensorial son las tiendas de Apple y las tiendas de cosmética en general.

En primer lugar, ¿cuántos de nosotros hemos entrado a la tienda de Apple solo con el propósito de cotillear la última versión del nuevo iPhone sin tener la intención de comprarlo? Seguramente, muchos de nosotros también somos los que hemos sucumbido a la tentación y hemos acabado comprando, si no el último modelo, al menos uno más o menos reciente.

Otro ejemplo interesante, como he comentado antes, son las tiendas de cosmética. Dejando de lado la parte de perfumería, la sección de maquillaje es puro marketing sensorial. Las personas que entren pueden probar y ‘testear’ casi todos los productos que hay en los estantes y descubrir su textura, color y a qué huelen. 

 

El marketing auditivo: tu gran aliado

Otro de los sentidos que también puedes potenciar es el del oído. Este es uno de los más comunes junto con el de la vista y el que quizás menos te cueste incorporar. Puedes utilizarlo de muchas maneras, tanto como parte de la personalidad de tu negocio o como un elemento que mejore la experiencia del usuario.

Para implementarlo, puedes elaborar listas de reproducción con un estilo de música acorde a tu empresa, crear tu propio jingle o incluso hacer conciertos en vivo dentro de tu local mientras los usuarios compran o toman algo.

El gusto: ¡así da gusto!

Por último, pero no por ello lo menos importante, ¡el gusto! Se suele decir que el camino al corazón de un hombre es a través de su barriga, pero yo creo que esto se puede aplicar en todas las personas.

El gusto tiene un mayor nivel de retención en la memoria que el resto de sentidos. Para el marketing sensorial, este es uno de las mejores formas de captar a tu público. Las muestras gratuitas y evocar determinados sabores…igual que le pasó a Marcel Proust.

Tampoco necesitas dedicarte a la repostería o a la restauración para beneficiarte del marketing gustativo. Junto con tus productos o servicios puedes dar gratuitamente chuches, snacks o bebidas para mejorar la experiencia de tus usuarios.

Cómo tener éxito en todos los sentidos

Lo que he explicado anteriormente se centraba sobre todo en tiendas o negocios físicos. Es cierto que a primera instancia, pueda resultar algo difícil ver la forma de utilizar el marketing sensorial en el mundo online. Sin embargo, con un poco de ingenio, puedes también sacarle partido a todos sus beneficios.

En cuanto a la parte visual no hace falta mencionar que será incluso más fácil en un espacio digital que físico puesto que el marketing digital se apoya en gran parte en lo visual. Elegir colores que combinen entre sí y que jueguen con la personalidad de tu negocio será lo más importante.

La siguiente parte más sencilla es la del oído. Puedes añadir vídeos de calidad, listas de reproducción de Spotify gratuitas, con audiolibros… E incluso puedes realizar tu propio podcast para hablar sobre los temas de mayor actualidad.

El tacto quizás sea más complicado de potenciar, ¡pero no imposible! Para ello, debes confiar en elegir imágenes de verdadera calidad y  en contenidos que sean capaces de transmitir la sensación que produciría tocar el producto que estás vendiendo. Los anuncios de colchones o de coches son un ejemplo muy bueno de esto.

El gusto, el favorito de todos, y aunque no lo creas, fácil de utilizar. Las muestras gratuitas seguirán siendo tus mejores amigas a la hora de fidelizar a los usuarios. Puedes conseguirlo a a través de tu estrategia de email marketing partir de la newsletter, regalando comidas o pruebas a tus clientes más fieles.

En último lugar se encuentra el olfato. ¿Cómo puedes utilizarlo para captar a más clientes o fidelizar a los que ya tienes? Con una estrategia de captación de leads que funcione como la que te hemos explicado anteriormente: proporcionando muestras gratuitas de tus productos.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *