¿QUÉ ES UNA AUDITORÍA WEB? - Ecdisis Estudio

¿QUÉ ES UNA AUDITORÍA WEB?

Una auditoría web es el mejor punto de partida para desarrollar una estrategia de posicionamiento en Internet. Este proceso consiste en analizar y detectar todos los factores internos y externos que afectan al rendimiento de una página web y que le impiden subir posiciones en los buscadores.

Otro aspecto interesante de realizar una auditoría web es que permite conocer el estado de tu página web en relación con tu competencia. Puedes analizar otras páginas mejor posicionadas y estudiar qué estrategias utilizan. Esto te puede servir de pista para mejorar el rendimiento de tu propio sitio.

Al trabajar con una consultoría de marketing digital siempre se comenzará con una auditoría web o también denominada Auditoría SEO. Ya que llevar a cabo una auditoría de tu página web siempre buscará beneficiar a tu empresa con el objetivo de aumentar tu presencia online y tener un buen posicionamiento en buscadores como en Google o Bing.

Por lo general el proceso de auditoría de cualquier sitio web incluye:

  • Compromiso del usuario
  • Experiencia de usuario
  • Tráfico
  • Funcionalidad y usabilidad
  • Salud del sitio
  • Rendimiento del sitio web

Como puedes notar desde ya, una auditoría completa te permite descubrir incompatibilidades que pueden dar lugar a serias penalizaciones de Google. Las penalizaciones afectan mucho la clasificación de tu página en el motor de búsqueda mejor conocidas como SERP de Google. La auditoría también evalúa qué tan vulnerable es tu página web a las violaciones de seguridad.

Sabiendo todo esto podemos conceptualizar, que una auditoría de un sitio web es un análisis integral y completo de todo lo relacionado con el nivel de visibilidad de búsqueda de tu página web. Por este motivo es importante poder realizar una auditoría web completa y detallada, ya que te dará una visión más profunda de por qué tu sitio no genera el tráfico que crees que debería o por qué sus ventas y conversiones no están mejorando.

¿Por qué debo hacer una Auditoría Web al inicio de mi proyecto?

Antes de sumergirnos en iniciar un proyecto nuevo debemos realizar una auditoria web ya que nos permitirá ver las cosas que debemos vigilar. Estos son algunas de las principales consideraciones que debemos tener presente desde una perspectiva de marketing:

 

Optimización del rendimiento del sitio web

Las auditorías web generalmente evalúan un sitio no solo por su contenido, si no también por criterios técnicos.

Como resultado, una auditoría te dará la oportunidad de inspeccionar la solidez del marco técnico y la estructura de tu sitio web, evaluar qué tan amigable es tu sitio para los motores de búsqueda y determinar qué tan fácil es para los usuarios navegar y encontrar contenido de forma intuitiva en su sitio web.

 

Posicionamiento en buscadores

Al realizar una auditoría del sitio web, podrá identificar cualquier oportunidad en tu campaña SEO y con ello poder remediar cualquier elemento que pueda estar lastrando el posicionamiento de tu web, por ejemplo, un estudio de keywords mal elaborado, abusar de anchor text de coincidencia exacta, etc.

También te permitirá re-enfocar tus esfuerzos de SEO y tu marketing de contenidos con los usuarios y luego a los motores de búsqueda. Esto te permitirá dormir tranquilo sin estar siempre pendiente de los cambios en el algoritmo de Google que constantemente va modificando tu clasificación. Una Auditoría Web te evitará llevar a cabo prácticas poco acertadas y de este modo sí conseguir estar el primero en Google.

 

Optimización de la tasa de conversión

Las auditorías de las páginas web te permiten reevaluar la efectividad en términos de generación de leads y conversión. Como resultado, podrás detectar cualquier oportunidad que se haya pasado por alto anteriormente para convertir a los visitantes en clientes potenciales para que pueda agregar CTA relevantes, así como identificar deficiencias en sus páginas de destino para que pueda optimizarlas y aumentar las conversiones.

Como puedes ver, evaluar tanto el contenido como los aspectos técnicos de tu sitio web abrirá oportunidades para mejorar drásticamente el tráfico y las conversiones que genera tu sitio web.

¿Para qué sirve una Auditoría Web?

El propósito de la auditoría web es descubrir cómo optimizar tu sitio web para una mejor comercialización de tu negocio. Una vez que todas las palabras clave, el contenido, las URL, etc. hayan sido verificadas para determinar tu competencia y ubicación, se pueden hacer recomendaciones sobre cómo mejorarlas.

Por ejemplo, si desea atraer a un público más amplio, debe incluir contenido que se dirija a diferentes rangos de personas. Si desea que tu sitio de belleza sea atractivo, debe usar un lenguaje e imágenes que se adapten a ese rango de edad y estética.

De manera similar, las auditorías para problemas técnicos también son importantes porque le muestran exactamente lo que puede estar dificultando el éxito de tu página web, como no ser compatible con dispositivos móviles.

Puedes utilizar las mejores keywords, pero si los clientes no pueden navegar por tu sitio o recibir errores constantemente, es probable que busquen en otra parte. También puedes recibir una revisión de dónde pasan más tiempo los clientes y por dónde salen de tu sitio. Esto te ayudará a medir el éxito de cierto contenido sobre otros.

Es recomendable hacer una auditoría web de forma contínua con el fin de mantener tu sitio web actualizado con los últimos parámetros de SEO. Para ello utilizamos herramientas seo profesionales como: Ahrefs, Sistrix, Screaming Frog, etc… Piensa en ello, si quieres estar arriba tienes que tener al día tu página web.

Elementos que se analizan en una auditoría web

El análisis del rendimiento que se lleva a cabo en una auditoría tiene como objetivo tanto los factores SEO on page como los factores SEO off page.

 

SEO on page

El SEO on page está formado por todos aquellos elementos de una página web que Google tiene en cuenta para asignar una posición en el buscador. El primer paso de la auditoría web será comprobar que tu sitio está indexado por Google.

El segundo aspecto que más influye en el SEO on page es el contenido de tu página web. Y cuando hablamos de contenido no solo nos referimos a la cantidad sino también a la calidad. Por ejemplo, una página con contenido duplicado será penalizada por el algoritmo de Google.

¿Qué elementos del contenido se revisan en una auditoría web? A continuación, te mostramos los más importantes.

 

      1.Semántica web

La semántica web hace referencia a las variaciones en torno a la palabra clave que quieres posicionar. Conviene utilizar sinónimos y conceptos relacionados que aporten valor. Por ejemplo, en un texto que hable sobre viajes es recomendable utilizar otros términos como “turismo”, “cruceros”, “destinos”, etc.

 

     2. Título y descripción

Tus artículos deben tener un título y una descripción optimizados para que Google los interprete como relevantes para las búsquedas de los usuarios. Es aconsejable incluir la palabra clave principal al principio del título y en la descripción sin exceder el número de caracteres para que todo el texto sea visible.

 

      3. Jerarquía de encabezados

Un encabezado contiene una etiqueta HTML (h1, h2, h3, etc.) que indica a Google el nivel de importancia de ese contenido. Es muy importante seguir siempre una jerarquía, comenzando por el nivel 1, que debe ser único.

 

     4. Optimización de imágenes

Como seguramente sabrás, Google no interpreta las imágenes como contenido. Por este motivo, siempre hay que optimizarlas completando el campo “Texto alternativo” con una breve descripción.

Existen muchos más elementos del SEO on page pero los que hemos nombrado arriba son esenciales.

 

SEO off page

El SEO off page son los factores externos que afectan al posicionamiento web. Uno de los más importantes es la cantidad de enlaces de otros sitios que apunten hacia tu página.

¿Cómo se consiguen estos enlaces? Existen diferentes técnicas para mejorar el SEO off page pero todas ellas tienen el mismo objetivo: conseguir enlaces desde otras páginas.

 

       1. Blog actualizado y con contenidos relevantes

Tener un blog con entradas actualizadas es clave para atraer tráfico hacia tu sitio web y, de paso, mejorar tu posicionamiento web.

 

       2. Linkbuilding de calidad 

Esto se debe elegir con cautela, seleccionando blogs y páginas de prestigio. Existen webs donde puedes escribir como autor invitado e incluir un enlace hacia tu página. Algunos directorios también pueden ser útiles. Lo que nunca debes hacer es generar links de forma automática porque Google te penalizará.

 

       3. Agregadores de contenidos

Estas plataformas pueden resultar de gran utilidad para distribuir los artículos de tu blog y conseguir mayor visibilidad.

 

       4. Redes sociales

Las redes sociales te pueden ayudar a crear una comunidad de usuarios que participen con sus comentarios y que compartan tus entradas.

Otros elementos que se analizan en una auditoría web

Los objetivos de una auditoría web son varios:

  • Detectar y corregir errores de tu web
  • Potenciar los puntos fuertes
  • Analizar la usabilidad y la experiencia de usuario
  • Optimizar técnicamente tu página para mejorar su posicionamiento web

Hasta ahora hemos visto algunos de los elementos que se analizan en una auditoría web pero este es un proceso complejo que va mucho más allá. Los expertos en SEO utilizan herramientas específicas para controlar todos los factores que afectan a tu posicionamiento.

Algunos aspectos que se estudian en una auditoría web, además de los que ya hemos mencionado, son los siguientes:

  • Arquitectura de la web
  • Sitemap.xml
  • Archivo Robot.txt
  • Contenido duplicado
  • Enlaces internos
  • Velocidad de carga
  • Dimensiones y peso de las imágenes
  • Versión móvil
  • Posibles penalizaciones
  • Usabilidad
  • Comportamiento de los usuarios

Todas estas cuestiones y algunas otras más afectan al posicionamiento de tu página web y, por tanto, al número de visitas y a la tasa de conversión.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *