¿Qué es un calendario editorial? - Ecdisis Estudio

¿Qué es un calendario editorial?

Un calendario editorial es la planificación de contenidos o, en otras palabras, tener previsto de antemano de qué vas a hablar en tus artículos y en qué fechas vas a publicar dichos contenidos.

Cada negocio, cada sector empresarial, tiene unas fechas más o menos señaladas que debería saber aprovechar al máximo.

Pensemos en tiendas de juguetes y el período navideño; o el día de San Valentín para una joyería; o septiembre para un despacho de abogados matrimonialistas (por si no lo sabes, después de las vacaciones de verano todos los años hay un pico de presentación de demandas de separación)

Pues bien, teniendo en cuenta fechas señaladas importantes para el negocio, tú deberías planificar tus publicaciones para potenciar la venta de tus productos o servicios en esas fechas concretas.

¿Para qué sirve un calendario editorial?

El calendario editorial tiene la función de mantener orden y control en la creación de contenidos web, de acuerdo a los objetivos de la estrategia. Estos objetivos parten de lo general (es decir, el posicionamiento y el tráfico), hasta lo particular. 

Por ejemplo, una empresa que quiere incrementar el tráfico que obtiene su sitio desde redes sociales, podría dedicar un mes completo de su calendario editorial a generar artículos con alto grado de viralidad en Facebook. Otro mes, enfocar el tono de los contenidos al Buyer persona típico que llega desde Instagram, y así sucesivamente.

Otro ejemplo. Quizá una compañía de alimento para mascotas acaba de lanzar una línea nueva para razas pequeñas, y necesita posicionar keywords relacionadas. El calendario editorial de ese periodo tendría el objetivo SEO de ganar relevancia y visibilidad para en búsquedas que incluyan esas palabras clave.

¿Cuáles son los elementos que debe incluir un calendario editorial?

Cada calendario editorial se construye de acuerdo a las necesidades de la compañía, por eso todos son diferentes. Lo que no debe faltar en ninguno es:

 

La recurrencia:

¿De cuánto será cada periodo en el calendario y cuántos contenidos se generarán en ese lapso? Uno de los ejemplos más frecuentes es el calendario editorial mensual con uno o dos artículos a la semana.

 

Los objetivos:

¿Cuál es el objetivo general de todos los contenidos del periodo? ¿Cuál es el objetivo individual de cada uno de los contenidos? Obviamente, los objetivos individuales tienen que ir vinculados con el objetivo general. Por ejemplo, si el objetivo es aumentar la visibilidad de la marca en redes sociales, uno de los contenidos puede estar enfocado a incrementar la visibilidad en una red social específica.

 

El público objetivo:

¿A quién va enfocado el contenido? el espectro del público objetivo de las marcas puede ser muy amplio y tener variaciones muy sutiles, pero estas variaciones son importantes. Por ejemplo, no es lo mismo un contenido enfocado a mujeres jóvenes que aman viajar de “mochilazo”, que uno enfocado a mujeres jóvenes que aman viajar “económico”. 

 

El nombre o tema de cada contenido:

Por ejemplo, si el contenido busca aumentar tráfico de mujeres amantes de los viajes económicos desde Instagram, el contenido podría ser una “galería de los mejores viajes de mochilazo de aventureras como tú”.

 

Las palabras clave:

Muchas veces el objetivo mismo de un contenido es posicionar un término clave. Pero aunque no lo sea, siempre es buena idea aprovechar para mejorar el posicionamiento de keywords que aún no tengan tanta fuerza en el sitio.

 

El formato:

¿Va a tratarse de un artículo de blog tradicional? ¿De una infografía? ¿de un video? ¿de una checklist? ¿de un descargable? Es importante mantener este control porque facilita reciclar contenido más adelante con un formato distinto. Además permite comparar la efectividad de la misma información en distintas presentaciones y con respecto a distintos públicos. 

 

Las fechas y los responsables:

¿Cuándo tienen que quedar listos los contenidos? ¿Cuándo tienen que editarse? ¿Cuándo deben subirse al blog? ¿Con qué frecuencia y dónde se van a compartir para darles difusión? ¿Quién o quiénes son responsables de cada una de estas acciones?

 

Los resultados:

El trabajo no termina una vez que se han publicado y difundido todos los artículos del mes. Hay que analizar cuál fue su rendimiento en términos de tráfico, conversión, engagement y demás métricas digitales, y anotar esos datos debajo de cada pieza de contenido. Esto permite ir mejorando la estrategia de manera continua. 

Beneficios de tener un calendario editorial

En los negocios, el azar no es un buen aliado del éxito. Normalmente la planificación y la gestión basada en esa planificación, es lo que hace triunfar a una empresa.

Una frase atribuida al pintor Salvador Dalí resume muy bien este concepto: “que las musas me encuentren trabajando”. Planificar, también el calendario editorial del blog de tu eCommerce te dará una visión estratégica de tu negocio. Y con esa visión en conjunto podrás fijar unos objetivos concretos.

Para lograr dichos objetivos, entre otras muchas cosas, también utilizarás las publicaciones de tu blog. Razón más que suficiente para crear un calendario de publicaciones para tu blog. Pero hay otra serie de razones que te demuestran los beneficios de un calendario editorial para tu blog.

 

1.- Ganarás visibilidad para tu eCommerce

Si publicas un artículo sobre un producto o un servicio en el momento preciso en que los usuarios están buscando sobre dichos tema, tendrás muchísimas más posibilidades de generar visibilidad.

Volvamos al ejemplo de los divorcios: un despacho matrimonialista que publique algo referente a los divorcios (cómo iniciar el papeleo, qué hacer para divorciarse de mutuo acuerdo, cuánto cuesta un divorcio “a las malas”…), en septiembre, podrá obtener más visibilidad y, por tanto, clientes; que si lo publica en cualquier otro mes del año.

Y dentro del mes de publicación, siempre será mejor publicarlo a primeros de septiembre que a últimos. Ganar visibilidad siempre es bueno, porque más pronto que tarde esa visibilidad se transformará en ventas o contratos. 

 

2.- Potenciar la Marca Personal de tu negocio

Consecuencia de ganar visibilidad publicando en el momento preciso sobre un tema concreto.

La reputación online de un negocio la llamamos Marca Personal. Pero no deja de ser la reputación de toda la vida, la buena reputación, la buena fama de un negocio que ofrece soluciones a sus clientes, y las ofrece en el momento preciso.

Y esto es la pescadilla que se muerde la cola. A más y mejor imagen de marca y Marca Personal, más visitas a tu sitio web, más potenciales clientes curioseando tus artículos, más ventas, más beneficios.

 

3.- Captar más leads, tendrás más correos de gente interesada en tu negocio

Según sea tu sector de actividad y lo que vendas en tu eCommerce, así será la forma de comprar que muestren tus clientes. Muchas veces no tienes pensado comprar algo en el momento, sino que estás buscando información para comprarlo en el momento preciso.

Piensa que tu potencial cliente es posible que tenga que ahorrar un poco antes de poder realizarte un pedido, una compra. Con un buen calendario de marketing de contenidos podrás llamar la atención de ese potencial cliente, tanto que te deje sus datos para que lo mantengas informado sobre tus novedades, o sobre un artículo concreto.

Cuando llegue el momento, ese potencial cliente pasará a ser un cliente que ya te conocía, que ya confía en ti y que en ese preciso momento ya tiene el dinero o las circunstancias necesarias para realizar el pedido.

En el eCommerce no todo deben ser compras por impulso. Porque ese impulso momentáneo se puede disolver tan rápido como vino y entonces tendrás una devolución de mercancía que, por supuesto, no solo no te genera beneficio, sino que te baja los márgenes, hace que tu negocio sea un poco menos rentable.

 

4.- Genera más ventas

Un buen calendario de contenidos te hará planificar los artículos que publiques para no transformar tu blog en un canal de “teletienda”.

Pero sí, un eCommerce debe publicar post encaminados directamente a la venta de un artículo, o una serie de artículos. Para eso podrás diseñar un calendario editorial que genera cierta expectativa o curiosidad hablando de las cualidades o ventajas de un artículo concreto pero sólo en el momento preciso lanzarán el post con el artículo a la venta. 

Otras veces podrás enseñar a utilizar un artículo para que el cliente saque todos los beneficios posibles.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *