¿Qué es Pingbacks y Trackbacks en WordPress? - Ecdisis Estudio

¿Qué es Pingbacks y Trackbacks en WordPress?

No, no es una nueva serie de Netflix, son dos conceptos que si te los explico bien, harán que empieces a saber qué diferencias hay entre estas dos expresiones tan similares en WordPress (pingback y trackback).

Ping es cuando tú, activamente haces algo hacia alguien, relacionado con una comunicación electrónica.

Sobretodo si trabajas con gente internacional o muy “cool” como para utilizar una palabra española, cuando te digan “Ping me” significará “dame un toque”. 

Aquí ya tienes claro el concepto de pingback en WordPress: cuando tú notificas a otra web algo que has hecho en tu web.

Sin embargo, track es algo que se hace, también activamente, sobre algo y esta vez, que nos afecta directamente a nosotros en primer lugar.

Por ejemplo, si te has caído de la bici y te palpas el cuerpo para ver si te has roto algo, estás haciendo un tracking de posibles heridas.

Por lo que, ya tienes claro también el concepto de trackback en WordPress: cuando eres notificado de que alguien ha hecho algo que afecta directamente a tu web.

¿Cómo funciona un pingback y un trackback?

Veámoslo con un ejemplo: Pepito escribe un artículo sobre nutrición en su blog de WordPress, inspirándose para ello en un artículo que leyó hace tiempo en el blog de Juanita, a la que menciona mediante un enlace a dicho artículo.

El blog de Pepito, de manera automática, envía una notificación (pingback) al blog de Juanita para decirle que se la ha mencionado en el artículo sobre nutrición. 

Juanita, si tiene todo idealmente configurado (lo vemos más adelante), recibirá una notificación en su blog de WordPress, en donde verá que tiene pendiente una “moderación de comentario”, en forma de trackback, y tiene que decidir qué hacer con ella (lo vemos también más adelante).

¿Qué se puede hacer con un trackback?

Cuando recibes un trackback (insisto, notificación de que alguien habla sobre ti en su artículo, mencionando tu web a través de un enlace), tienes tres opciones:

  1. Publicarlo y que aparezca como comentario del artículo que se ha mencionado (esto tiene sus consecuencias sobre el SEO, que veremos más abajo).
  2. Marcarlo como spam (suele ser lo más común, lamentablemente).
  3. Eliminarlo porque no te interesa mencionarlo en tu artículo (también tiene consecuencias para SEO).

Pero no te agobies todavía, aún queda mucho por explicar sobre pingbacks y trackbacks en este artículo.

Función clásica de uso VS función más realista y moderna

Quiero mencionar aquí lo que WordPress considera como trackback y lo que en realidad es y cómo funciona. Voy a seguir usando el ejemplo de los respectivos blogs de Pepito y Juanita. Agárrate a la silla porque vienen curvas…

Juanita escribe un super artículo sobre nutrición en su blog. Pepito lo lee, y quiere participar en la conversación en los comentarios, pero al mismo tiempo quiere que sus lectores le lean a él, y no a Juanita, así que no incluirá un enlace al blog de Juanita, pero le enviará un trackback manual a ella.

Sin tener un enlace hacia su web en el artículo de PepitoJuanita recibe mediante un trackback (que se ha enviado manualmente) la notificación de que Pepito la ha mencionado en su blog (aunque tú y yo sabemos que en realidad Pepito ha hecho trampas, y no ha incluido un enlace a la web de Juanita).

En dicho trackback a modo de comentario, Pepito ha incluido un enlace a su propia web, por lo que, si Juanita decide publicar dicho trackback como comentario en su artículo, Pepito estará recibiendo visitas indirectas a través del blog de Juanita (más popular que el de él), pero Juanita no recibirá visitas a su web desde la web de Pepito, aunque él asegura en el trackback que la ha mencionado (pero sin enlace a su web, con lo cual, sin visitas para ella).

RESPIRA.

¿Vaya pasada no? Trackback por aquí, trackback por allá…. Qué listo Pepito, que ha usado los trackbacks para su propio beneficio a nivel de SEO, y de visitas a su web, ya que al ser visitado por gente a través de un blog más popular que el suyo, Google considerará que su blog es importante y le dará más importancia en los resultados de búsqueda…

¿Y los famosos pingbacks? Es aquí en donde, hoy en día, WordPress ha variado la manera de “notificarse unos a otros con trackbacks”.

Ahora, gracias a los pingbacks, ya no se pueden hacer trampas (o al menos es más difícil) para beneficiarse de la buena voluntad (o de las automatizaciones sin sentido) de los dueños de webs populares.

Es tan sencillo de explicar ahora como que Pepito escribe el artículo, y menciona el artículo de Juanita mediante un enlace.

Automáticamente (pingback), Juanita recibe una notificación en su web (trackback), en donde puede entrar en dicho enlace y ver de qué manera se le ha mencionado y con ello, decidir qué quiere hacer con esa mención.

La cruda realidad de los trackbacks y pingbacks en WordPress

En el apartado anterior, te he contado un ejemplo inventado con un escenario demasiado ideal.

En realidad, hay varios aspectos a tener en cuenta en cómo se usan hoy en día los trackbacks y los pingbacks:

  • Hay varios factores que influyen en que el pingback llegue a la web mencionada correctamente.
  • La gran mayoría de pingbacks son spam.
  • Si una web es popular, recibirá cientos de trackbacks diarios, y su nivel de moderación puede ser muy pesado y largo, si se quiere hacer bien.
  • Si se automatizan procesos (como aprobar trackbacks automáticamente), tu SEO puede verse afectado ya que muchos trackbacks pueden ser de webs de SPAM.
  • Puede que algunos pingbacks lleguen directamente a la carpeta de SPAM del receptor.
  • Puede que el receptor no tenga activados los pingbacks en su web, por lo que no le estará llegando nada.

Parecidos y diferencias entre un trackback y un pingback

A ver si somos capaces de diferenciarlos bien ahora que ya conocemos a ambos.

Cuando WordPress solo utilizaba trackbacks para enviar notificaciones de web a web sobre un contenido específico, como era de esperar, se abusó (y se continúa abusando) de esa posibilidad y el nivel de spam en este sentido es de casi el 90%, convirtiendo así esta herramienta en algo con muy malas prácticas.

Al mismo tiempo, para utilizarlo bien había que tener en cuenta que:

  • No había verificación en los trackbacks que llegaban de una web a otra (puesto que eran manuales).
  • El blog que recibía el trackback, podía editar el contenido del mismo en su propio servidor, con lo cual eran muy fáciles de falsificar.

Por ello y por otras muchas más razones técnicas, WordPress decidió hacer uso de los pingbacks en vez de los trackbacks, en este sentido.

El parecido que existe entre un trackback y un pingback es básicamente su función general: notificar entre webs o blogs que alguien ha mencionado a otro mediante un enlace en su web.

Piensa que la función es la misma cuando mencionas a alguien en Twitter, etiquetas a alguien en Instagram o Facebook, o si quieres referirte a alguien en concreto en una conversación en Slack.

No obstante, encontramos más de una diferencia entre ambos:

  • El mecanismo de notificación es diferente, el cual hace que los pingbacks sean mucho más difíciles de notificar.
  • La tecnología que usan ambos para comunicar webs es muy diferente: los pingbacks usan algo llamado XML-RPC y los trackbacks usan HTTP POST (no entraremos en detalles, pero la tecnología que usan los trackbacks los exponen más a ser víctimas del spam).
  • Los pingbacks no envían ningún contenido, los trackbacks sí.
  • Los pingbacks no pueden ser editados por el blogger que los recibe.
  • Los trackbacks son manuales, mientras que los pingbacks son automáticos.

Ventajas y desventajas de usar pingbacks y trackbacks

Una vez claras las diferencias y la similitud que tienen ya te puedo hablar de las ventajas y desventajas de usarlos.

 

Ventajas

  • Tienen potencial de incrementar el tráfico hacia tu web (sobretodo si una web muy popular te hace un pingback).
  • Puedes construir conexiones y “relaciones” entre blogs, para digamos, ayudarse mutuamente en el mundo de internet (darse a conocer de una manera conjunta por ejemplo).
  • Son buenos para el SEO en un mundo utópico e ideal en WordPress y en Internet en general, en donde entra en juego una popularidad limpia y ninguna estrategia de SEO basada en el spam y en el blackhat o malas prácticas (esta ventaja cógela con pinzas).

 

Desventajas

  • Existe mucho spam. Y cuando digo mucho, es mucho.
  • La moderación de todos los pingbacks que recibes, idealmente debería de ser manual (lo explico más en detalle un poco más abajo).
  • El nivel de uso a nivel usuario “humano” (no robot) es muy limitado, ya que para que una web reciba un pingback de otra, ambas tienen que tenerlos activados. Y la gran mayoría de veces, si los tienes activados (más bajo te enseño cómo activarlos) vas a recibir mucho spam.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *