¿Qué es el Visual Thinking? - Ecdisis Estudio

¿Qué es el Visual Thinking?

Visual Thinking (pensamiento visual) y graphic recording (grabación gráfica) son dos técnicas que van de la mano y que permiten documentar y sintetizar información compleja de un modo sencillo de comprender y recordar. 

Se trata de una estrategia que cada vez se vuelve más popular en los ámbitos empresariales y educativos para transmitir ideas dinámicas y encontrar soluciones en equipo. Si quieres agilizar el avance y potenciar los resultados de juntas, clases, talleres, ponencias, etc, deberías echar un vistazo a esta herramienta. 

Visual Thinking

Los seres humanos aprendemos a dibujar ideas y conceptos mucho antes de lo que aprendemos a escribirlas e incluso a estructurarlas con una gramática correcta. Esto supone que uno de nuestros canales cognitivos más eficientes es la imagen. 

Anteriormente, se pensaba que los “dibujitos” eran herramientas didácticas propias de los niños pequeños. Pero hoy sabemos que recurrir a ellos puede facilitar bastante el aterrizaje y expresión de ideas complejas entre los adultos. Por otro lado, está comprobado que el contenido digital que se acompaña de una imagen o video experimenta hasta un 100% más de engagement que uno que no. 

El visual thinking consiste, precisamente, en utilizar una combinación de imágenes, signos, señales y palabras clave que interactúan para representar de manera holística y comprensible una realidad determinada. Esta técnica puede recurrir a infografías, animaciones, líneas de tiempo, diagramas, esquemas mentales, etc.

Incluso vemos un ejemplo de esto en los típicos memes de las redes sociales, ya que normalmente se trata de una mezcla ingeniosa de imagen y texto que en conjunto crean un significado inmediato y viral. 

La regla del 6×6 en el visual thinking

Para poder comunicar un concepto, idea o proceso a través del visual thinking, resulta muy útil hacernos primero las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué?: ¿Cuál es el concepto, tema o idea principal del que estoy hablando? Por ejemplo, en el esquema visual más abajo que han realizado nuestros expertos de Workana, el tema es el “Home office saludable”.
  2. ¿Cuánto?: Se refiere a las transformaciones que experimenta el qué. Es decir, cómo hacer que el home office sea más saludable.
  3. ¿Por qué?: ¿Cuáles son las ventajas del qué?
  4. ¿Cómo, cuándo y dónde?: Son las estrategias y relaciones que utilizamos para conseguir el cuánto deseado. En este caso, uno de los «cómos« es la gestión del tiempo.

¿Para qué te puede servir el visual thinking?

  • Solucionar problemas
  • Facilitar la comprensión de una idea
  • Transmitir mensajes más rápido 
  • Crear contenido más atractivo y eficiente
  • Motivar el trabajo en equipo
  • Ejercitar la capacidad de síntesis
  • Hacer que algo sea más fácil de recordar.

El proceso del visual thinking

El visual thinking ha sido ampliamente desarrollado por Dan Roam que ha investigado mucho en esta forma de comunicación y ha desarrollado el proceso de trabajo del mismo. En primer lugar, es importante saber que no hace falta ser un profesional del dibujo para usar este tipo de sistemas, basta con hacer dibujos que puedan ser inteligibles para el resto de persona y para eso un monigote con cuatro palotes puede ser suficiente.

 

Mira

La información visual que obtenemos nos sirve para tener una base en la que inspirarnos y de la que extraer conocimientos. En esta primera fase identificamos el problema, las limitaciones que tiene y consecuencias.

 

Ve / Reflexiona

Dan Roam habla de ver, pero probablemente lo entendamos mejor si lo consideramos “reflexionar” ya que la diferencia entre mirar y ver es muy sutil. En esta fase tratamos de recordar si ya hemos visto algo semejante a lo que hemos identificado en la primera fase, si hay algún patrón, algo que destaque o algo que falte.

 

Imagina

La tercera fase corresponde a la imaginación y es la fase más creativa en la que interpretamos y manipulamos los elementos que hemos visto para hacerlo más fácilmente comprensible.

 

Muestra

En la última fase compartimos lo que entendemos que significa aquello que hemos visto. A través del feedback del resto de personas podremos saber si hemos simplificado lo suficientemente los conceptos como para hacerlos más fácilmente comprensibles o hay algo que se nos escapa.

Como ves se trata de una técnica que recuerda mucho a los modelos de aprendizaje educativo que se usan con los niños, sin embargo su poder con los adultos no es menor. A pesar de ello ha sido olvidado por estar vinculado a esta etapa de nuestra edad, pero debemos tener en cuenta que es mucho lo que nos puede aportar si sabemos usarlo adecuadamente y para ello os presentaremos algunas técnicas y herramientas para poder aprovechar al máximo el visual thinking.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *