¿Qué es el packaging? - Ecdisis Estudio

¿Qué es el packaging?

El packaging es una palabra de origen inglés que ya se ha adoptado en el día a día de las empresas. Hace referencia al empaque, envase, envoltorio o etiquetados de productos que están dispuestos para la venta. Un buen envase, con un diseño rompedor, un material bueno hace que el producto adquiera personalidad propia y, esto, ayuda potenciar la imagen de marca y a captar la atención del consumidor.

Con el tiempo, las empresas se han preocupado más por este aspecto, ya que se han dado cuenta de que se puede usar como un arma para potenciar las ventas. Con la multitud de productos que hay en el mercado, surge la necesidad de diferenciarse de los competidores, de ir más allá y conseguir una posición más ventajosa en un mercado tan competitivo.

Es por todo esto por lo que se introduce el concepto de packaging dentro de una estrategia de marketing. Las compañías realizan estudios de mercado para analizar la importancia de colores, diseños, tipos y atributos que deben tener los productos según su naturaleza y según la imagen corporativa de la firma.

Aspectos para una buena estrategia de packaging en ecommerce

Como ya hemos dicho, el envoltorio de un producto o su etiqueta es la carta de presentación del mismo, por lo que hay que darle mucha importancia para generar una óptima impresión. En el caso de un ecommerce se puede decir que tiene aún más importancia si cabe, al ser una compra a distancia, el único contacto que se va a tener con el cliente se va a producir con la llegada del paquete al domicilio y, si queremos causar una buena impresión, es conveniente captar su atención con un buen packaging o embalaje. El proceso de compra no finaliza con el cierre del pedido.

Cada producto es un mundo, tiene características distintas, público distinto, modo de almacenamiento diferente…Por eso, se deben tener en cuenta las características especiales de cada producto, pero a continuación te proponemos algunos consejos generales que te pueden ayudar a trazar una estrategia de packaging para tu ecommerce o tienda física:

  • Tamaño de la caja: es importante que el tamaño de la caja se adapte al producto que lleva en su interior. Si la caja que conforma el embalaje es mucho más grande que su contenido, habrá que rellenar mucho con papel de burbujas o cualquier otro elemento protector, por lo que, además de causar una mejor impresión, con una caja de tamaño acorde al producto, se ahorrarán costes en elementos de protección.
  • Cuidar el diseño: con el packaging se busca provocar sentimientos y evocar emociones, por lo que se debe escoger un diseño cuidado que perdure en la mente del consumidor por encima de otros.
  • Acorde con el producto que contiene: dentro de unos límites, el embalaje debe de ser acorde con el interior. Esto quiere decir que si se trata de un producto de lujo, el envoltorio debe reflejar la misma línea. Otro ejemplo puede ser un producto ecológico que no vaya envuelto en algo de plástico. Se supone que al consumidor le preocupa y está concienciado con el medio ambiente, por lo que un envase de plástico, va a hacer que no repita compra en la misma ecommerce.
  • Embalaje útil: si además de ser bonito y rompedor, es útil, esto sumará puntos de cara a la decisión de compra del cliente. Con esto se hace referencia, por ejemplo, a que un envoltorio de chicles que permita que se cojan de una manera más sencilla es un plus.
  • Añadir un escrito: el simple hecho de que el embalaje incorpore una dedicatoria personal, un escrito de agradecimiento se ve como una nota de distinción que el cliente valora positivamente.

 

  • Usar siempre el mismo: una vez que nos hayamos decidido por un tipo de packaging, hay que mantenerlo, se pueden introducir distintos cambios si se va ampliando la familia de productos, pero siempre deben guardar una cierta solidez mostrando imagen de marca y corporativismo.
  • Proveer información: otro aspecto a tener en cuenta es que se brinde toda la información sobre el producto al cliente. Modo de empleo o composición son informaciones necesarias y valiosas que no todo el mundo tiene en cuenta.
  • Vigilar las tendencias del mercado: normalmente cada cierto tiempo van cambiando las tendencias y, lo que antes tenía gran importancia, ahora no triunfa. Por eso siempre hay que estar atentos, por ejemplo, hoy en día se da mucha importancia a que los embalajes sean respetuosos con el medio ambiente. Encontramos aquí el caso de McDonald’s que cambió el envase de poliespán de su hamburguesa por uno de cartón. Con esto cambió la percepción de los clientes, haciendo ver que le da importancia al medio ambiente y a la sostenibilidad del planeta.

Todos estos aspectos se deben tener en cuenta para determinar la idoneidad de un packaging para un producto específico. El estudio de estos aspectos, y del target al que nos dirigimos, va a determinar el tipo de embalaje conveniente para la gama de productos.

La parte de los embalajes debe gozar de importancia y dedicarle tiempo, debe corresponderse con los resultados del estudio para poder reunir los requisitos de que el embalaje sea una potente herramienta de marketing. En este sentido, la industria gráfica y sus avances en el sector son fundamentales para conseguir embalajes innovadores que capten la atención de los clientes y las ventas suben exponencialmente. En Graphispag, que se celebra en Barcelona, multitud de profesionales del sector mostrarán las últimas novedades y prestarán asesoramiento según la naturaleza del producto o la marca.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *