¿Qué es el merchandising? - Ecdisis Estudio

¿Qué es el merchandising?

El Merchandising es un término de origen anglosajón que sirve para referirse a las técnicas y estrategias de promoción que se aplican en un punto de venta. Sería, por tanto, una de las muchas vías de marketing o publicidad que se pueden utilizar, con la peculiaridad de que no sólo se busca aumentar las ventas, puede tener otros fines, que es interesante destacar.

Objetivos del merchandising

Los principales objetivos de estas técnicas y estrategias pueden diferenciarse dependiendo del asunto en el que fijen su atención. Así se puede distinguir cuando:

  • Está enfocado en el producto, en estos casos el merchandising puede buscar la rotación de ventas entre varios de ellos, liquidar el stock acumulado o mejorar los efectos de una campaña publicitaria concreta para rentabilizar esa inversión.
  • Está enfocado en el cliente, con dos variantes principales. Por un lado, el que busca aumentar la afluencia, es decir, que más personas acudan a un establecimiento. En segundo lugar, cuando se quiere mejorar la relación con los clientes, para fidelizar sus hábitos.
  • Está enfocado en el establecimiento. En este supuesto la lucha es por conseguir que nuestro local sea lo más atractivo posible. Se utilizan diferentes técnicas, desde tener la tienda bien organizada y limpia, cuidar que los escaparates sean sugerentes o el posicionamiento de los productos en el interior.

¿Cómo se aplica el merchandising al negocio?

Una vez que hemos establecido nuestro objetivo, llega el momento de darle forma de ver cómo se aplica el merchandising al negocio para que realmente no proporcione los resultados que buscamos. Lejos de seguir teorizando, te dejamos una serie de actuaciones muy concretas que seguro van mejorar tu empresa.

  • Luces y acción. Revisa la iluminación de tu establecimiento. Lo ideal es que uses diferentes luces dependiendo de que busques intimidad, llamar la atención o claridad. Combina el neón (transforma los colores), las halógenas (mejoran la visión pero tienen alto consumo) o las de sodio (generan un colorido único), por citar algunas.
  • Saber de lo que se habla. Invierte en la formación de tus empleados para que puedan convertirse en asesores de las demandas de los clientes. Esto es especialmente recomendable para negocios relacionados con la moda, pero sirve todas las tiendas. Poder recomendar, sabiendo de lo que se habla, o resolver las dudas del cliente va a marcar la diferencia entre tu negocio y otros.
  • Intimidad y comodidad. Para quienes tengan probadores, hay que diseñarlos como espacios acogedores, espaciosos y bien iluminados. Un buen espejo y elementos para colgar las pertenecías son elementos insustituibles.
  • No sin música. La ambientación musical puede convertirse en un arma de doble filo si no la usas como debes. Para empezar, el volumen tiene que ser sutil, que se escuche de fondo pero no con estridencia. Elige el estilo pensando en el perfil de cliente al que van destinados tus productos. Y, ten en cuenta que los ritmos rápidos incitan a la gente a caminar más deprisa, mientras los lentos hacen que se detengan y se fijen más.
  • Empezar con buen pie. Monta una mesa de bienvenida en la parte más cercana a la entrada de la tienda. Es un espacio para atraer al cliente con productos especiales, promociones, campañas… Procura que sea atractiva y cámbiala con frecuencia. Es un reclamo para despertar la curiosidad de los consumidores.

Tipos de merchandising

A continuación haremos referencia a cada uno de ellos y te mostraremos sus principales características.

 

Merchandising visual

Dentro del merchandising visual encontramos estrategias que tienen como finalidad destacar el producto dentro del lugar de ventas, sea en una tienda física o virtual.

Son técnicas que resaltan lo visual y la estética a fin de llamar la atención de los potenciales clientes debido a la apariencia de un determinado producto.

Los colores, formatos y tamaños influyen bastante en la experiencia de compra.

Los colores cálidos, por ejemplo, estimulan el cerebro del consumidor, despertando el interés y la atención. Entonces, puede ser que incluso sin conocer todos los beneficios de un determinado producto, el consumidor concrete la compra por sentirse atraído por lo que ve.

Una manera de utilizar el merchandising visual es a través del uso de banners y carteles promocionales bien llamativos, ubicados en puntos estratégicos de la tienda física o del sitio de la empresa.

Cuanto más vibrante y destacado el material publicitario, mejores serán los resultados obtenidos.

Y créelo: todos los aspectos visuales de la empresa influyen en el merchandising. Esto cabe para la fachada de la empresa, la logomarca, el diseño del sitio, el vestuario de los empleados (cuando es una tienda física), el menú y mucho más.

Para atraer a un cliente visualmente, todos los detalles importan.

 

Merchandising editorial

El merchandising editorial está relacionado al texto, es decir, a la forma como el producto se presenta en canales externos, como comerciales, programas televisivos y posts patrocinados.

La contratación de un influencer digital para hablar bien de un producto es una estrategia estupenda de merchandising editorial en el mercado online. Esta es una práctica común utilizada por muchas marcas para darse a conocer por públicos diferentes.

La razón de esta práctica es muy sencilla. Las personas están siguiendo cada vez más los perfiles en Instagram y los canales en YouTube, ya que se identifican con las personas detrás de esas redes sociales.

Entonces, nada mejor que usar la influencia de esas personas para publicitar tu negocio, ¿no es así?

Como ya lo mencionamos, esta es una estrategia de marketing completa, que implica una serie de medidas que pueden ser implementadas por la empresa.

En última instancia, las acciones elegidas dependen de lo que ofreces y el público al que quieres llegar.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *