¿Qué es el comercio electrónico? - Ecdisis Estudio

¿Qué es el comercio electrónico?

El comercio electrónico o e-commerce hace referencia a las transacciones comerciales de productos o servicios que se realizan a través de internet. Esta compra y venta digital se lleva a cabo concretamente en páginas web y/o plataformas virtuales.

La consideración de e-commerce abarca cualquier transacción que se haya realizado por un medio electrónico: desde el uso de tarjetas de crédito en la red hasta las tiendas online. Por consiguiente, internet se erige como un canal de venta a través del cual, el cliente consigue un producto o servicio desde cualquier lugar, desde cualquier dispositivo.

Para clarificar este significado habrá que tener cuenta no solo la naturaleza de este cometido profesional. Si no que también a quien van dirigidas la comercialización de sus productos, servicios o artículos. Para que de esta forma, estemos en mejor disposición de llegar al fondo del asunto que es al fin y al cabo de lo que se trata en este caso.

Tipos de comercio electrónico

Existen diversos actores a tener en cuenta en este tipo de comercio. Comúnmente, los diferentes tipos de modelos van ligados a las siglas de los actores a los que hacen referencia. Estos actores son: la empresa (B), los consumidores (C), la administración (G), los inversores (I) y los empleados (E).

La clasificación más destacada de los diferentes tipos de comercio electrónico es la siguiente:

  • Business to Consumer B2C

De la empresa al consumidor. Esta tipología es la más utilizada por las tiendas online. Acceder a nuestra tienda favorita en formato digital e interactuar y solicitar los productos o servicios como consumidores finales nos conduce hacia el modelo B2C.

  • Business to Business B2B

De empresa a empresa. Este modelo se focaliza en una relación de negocios entre empresa y sus proveedores o intermediarios, pero no con el consumidor final. Es uno de los modelos más habituales, normalmente es un venta al por mayor, a la que sólo puedes acceder si eres una empresa.

  • Consumer to Consumer C2C

De consumidor a consumidor. Se trata de aprovechar las ventajas que ofrece el mundo digital y poder realizar transacciones entre particulares. Es el comercio en el que el consumidor final obtiene el producto a través de un consumidor que lo ha puesto en venta en una plataforma digital a precio menor porque ya no lo necesita o no cumple sus expectativas.

  • Government to Consumer G2C

De las administraciones al consumidor. Las administraciones también han instaurado el comercio electrónico en sus trámites digitales. Este tipo de comercio está ligado a la autentificación digital de la identidad a través de portales a los que se accede para realizar el pago de cualquier tasa que proviene de la administración.

Estos cuatro tipos que acabamos de ver, son los más habituales, pero también existen otros menos utilizados:

  • Business to Employee B2E: De la empresa al empleado. El cliente son los empleados y es común para ofrecer ofertas únicas.

 

  • Government to Business G2B: De la administración a la empresa. La administración ofrece servicios a las empresas a través de plataformas digitales para la realización de pagos, solicitudes o registros empresariales.

 

  • Consumer to Business C2B: Del consumidor a la empresa. Es la menos habitual, ya que va del consumidor a la empresa, y se ocasiona por ejemplo cuando un influencer recomienda productos de una empresa a cambio de una compensación económica.

Ventajas y desventajas del comercio electrónico

Existen diferentes ventajas y desventajas dentro del ecommerce, a continuación vamos a analizarlas:

 

Ventajas

Sin duda una de las principales ventajas del comercio digital reside en la accesibilidad a cualquier producto o servicio de una empresa tal y como he mencionado anteriormente. Sin embargo, existen muchas más ventajas:

  • Siempre disponible: 24h, todos los días del año, está disponible el e-commerce para aquellos consumidores que quieran consultar o adquirir cualquier producto a cualquier hora del día.
  • Ahorro: Sin duda al no realizarse las transacciones en una tienda física, existe un menor coste que en instalaciones, mobiliario, seguros, equipo humano, etc.
  • Comodidad: El cliente utiliza la compra online según sus necesidades, normalmente ganan tiempo y se ahorran gastos de desplazamiento, además también suelen encontrar más fácilmente ofertas y precios reducidos.

También existe la posibilidad de no disponer de stock, y enviar los productos al cliente directamente desde el fabricante o proveedor. Este tipo de modelo de negocio se conoce como dropshipping.

  • – Ampliar la base de datos: El comercio electrónico nos brinda información de alto valor en marketing sobre el cliente y sus preferencias.
  • – Fidelización del cliente: gracias a las bases de datos de anteriores transacciones y del comportamiento del cliente, nos permite realizar acciones de fidelización personalizadas y con una mayor efectividad.

 

Desventajas

El comercio electrónico no son solo ventajas, también tiene muchas desventajas o inconvenientes que debemos tener presentes:

  • Mayor competencia. En muchos casos la inversión en poner en marcha un negocio online es menor que al abrir una tienda física. No requiere de espacio físico y por ende los gastos relacionados que conlleva el mantener un establecimiento (mobiliario, suministros, alquiler, etc). Por tanto la barrera de entrada de nuevos competidores es baja y existe un mayor número de empresas competidoras.
  • Posible desconfianza. Muchos clientes prefieren ver el producto de forma física y comprobar que la imagen no engaña. Además, sigue existiendo un pequeño sector de ciertos usuarios de Internet que desconfían del pago online al tener que introducir los datos de la tarjeta bancaria. Es cierto, que la gran mayoría de usuarios en los últimos años han superado este asunto y cada vez más se realiza con normalidad.
  • Los gastos de envío. La mayoría de empresas de comercio electrónico cobran los costes de envío junto al precio del producto. Existen muchos clientes que lo tienen en cuenta y deciden no realizar la compra por este medio.
  • Tiempo que transcurre desde que se efectúa la compra hasta que llega al cliente. Es un aspecto significativo ya que muchos clientes recurren a Internet cuando necesitan algo exprés. Es uno de los retos del sector, y muchas empresas como por ejemplo Amazon están poniendo el foco en este asunto, logrando reducirlo para convertirlo en una ventaja competitiva.

Plataformas donde desarrollar tu comercio electrónico

La comercialización digital se lleva a cabo a través de diferentes plataformas que actúan como intermediarias entre la empresa y el cliente. Estas plataformas favorecen las estrategias y acciones del negocio:

  • WooCommerce

Es una de las plataformas más utilizadas en comercio electrónico, ya que es un plugin de código abierto para WordPress. Este CMS favorece la gestión de contenidos junto a las funcionalidades de una tienda virtual. WordPress nació como plataforma para blogging y webs informativas pero poco a poco su plugging WooComerce ha ido evolucionando y mejorando hasta convertirse en una de las principales opciones para ecommerces pequeños y medianos.

Tiene una gran comunidad detrás, además de multitud de pluggings y plantillas con diseños de todo tipo.

 

  • PrestaShop

Es otra de las plataformas más utilizadas para la creación de tiendas virtuales pequeñas y medianas. A diferencia de WooCommerce de WordPress, PrestaShop es un CMS desarrollado específicamente para el comercio electrónico. PrestaShop es fácil de utilizar e intuitivo, cuenta con miles de plantillas de diseño y módulos para personalizar tu tienda online en base a tus necesidades.

 

  • Shopify

Esta plataforma cuenta con una velocidad característica y varias herramientas de marketing y un hosting optimizado para el comercio electrónico. Shopify es una opción que no requiere de muchos conocimientos y en la que no te tienes que preocupar por actualizaciones, ya que se comercializa bajo un servicio SaaS (software as a services) y solo pagas por su uso.

 

  • Magento

Magento es una de las principales opciones para tiendas online medianas y grandes.  Permite crear la totalidad de un sitio web y controlar todas las funcionalidades disponibles de una tienda virtual. Cuenta con diversas plantillas de diseños personalizados, opción de multitienda integrada para diferentes países y monedas, gestión total de catálogo y productos, control de stock… además de herramientas de marketing.

 

  • Desarrollo a medida

Para proyectos importantes, de cierta envergadura y sobretodo con necesidades muy particulares, es recomendable realizar un desarrollo a media en comercio electrónico. Para ello es necesario contar con agencias especializadas ya que requiere de varios perfiles profesionales como backends, frontends, diseñadores, UX, etc. Es la solución perfecta para cuando necesitas una tienda online totalmente a medida.

Estas son las plataformas más reconocidas y utilizadas, pero existen otras como Bigcommerce, Volusion, Squarespace, 3dcart, Square, Wecwid, Webflow, Weebly, Bigcartel o Wix. Casi todas ellas cuentan con una prueba gratuita para comprobar las funcionalidades de e-commerce.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *