¿Qué es el Blockchain? - Ecdisis Estudio

¿Qué es el Blockchain?

El Blockchain o “cadena de bloques” es una tecnología de información compartida formada por una base de datos distribuida en nodos de almacenaje descentralizados que se comunican entre sí mediante un protocolo de datos encriptados.

Todas las operaciones de datos en la base generan registros inalterables llamados “tokens” que se almacenan en bloques encadenados que son imposibles de violar, borrar o modificar, ya que para ello sería necesario tener acceso a cada uno de los nodos que comparten la cadena. 

Dicho en términos más inteligibles: el Blockchain es un mecanismo de seguridad de la información compartida (pero encriptada) con muchas aplicaciones prácticas y a prueba de hackers y errores (hasta el momento). 

¿Para qué sirve el blockchain?

La tecnología de cadena de bloques tiene múltiples y muy variadas aplicaciones. La más relevante a nivel histórico fue el respaldo tecnológico del Bitcoin, la primera moneda exclusivamente digital y no emitida por ningún banco con la que pudieron realizarse transacciones seguras y sin intermediarios en Internet.

Posteriormente, las empresas se dieron cuenta de que el Blockchain también es una manera eficiente y segura de realizar cualquier clase de intercambios de información. Algunos ejemplos de sus aplicaciones prácticas son:

  • Bancarias: El blockchain incrementa la seguridad y la rapidez de las transacciones de la banca digital. 
  • Políticas: Con la tecnología de Blockchain, teóricamente ya sería posible gestionar elecciones a prueba de fraudes, y algunos países de primer mundo ya están considerando usarla para disminuir sus índices de corrupción.
  • Comunicación y seguridad de la información: La transferencia de datos por medio de cadenas de bloques mantiene la información privada y encriptada. Esta aplicación es útil para las industrias de los seguros médicos, los servicios legales y la seguridad digital, por ejemplo.
  • Comerciales: Puede realizarse cualquier tipo de contrato o transacción digital de manera transparente sin necesidad de empresas de verificación intermediarias, como los bancos y otras plataformas de cartera electrónica. 
  • Criptomoneda: Todas las criptomonedas actuales operan con el respaldo de la tecnología del Blockchain.

De hecho, algunos especialistas aseguran que dentro de algunos años, junto con el auge del “Internet de las cosas” y el Big Data, la tecnología de cadena de bloques será nuestra forma principal a nivel mundial de compartir información, hacer transferencias y generar contratos entre particulares de toda clase.

¿Por qué es tan popular?

Para entender su potencial, pongamos un ejemplo. Imaginemos que necesitas transferir dinero a un familiar o un amigo desde tu cuenta bancaria. Tendrías que iniciar sesión en una plataforma virtual y transferir la suma requerida por medio de su número de cuenta.

Finalmente, cuando la transacción esté hecha, el banco actualizará el registro de los datos. Se trata de un proceso bastante simple, ¿no? Sin embargo, existe un peligro potencial que la mayoría de nosotros no ve. Este tipo de transacciones puede ser adulterado con rapidez.

Por eso, muchas personas que conocen de aquel riesgo, sienten un comprensible recelo. Así, tenemos la evolución de las aplicaciones de sistemas de pago por terceros. Aquella debilidad es la principal razón por la que el blockchain fue creado.

Tipos de cadenas de bloques

Se distinguen tres tipos principales, las públicas, como la que soporta el Bitcoin, las privadas, a las que solo pueden acceder ciertas personas con permisos especiales (como en el caso de las bases de datos empresariales), y las mixtas o híbridas, en las cuales parte de la información es pública y la otra es privada. 

Como el Blockchain es una forma específica de acomodar información y no una patente, en teoría cualquier empresa o persona puede crear su propio sistema integrarse a uno que ya exista. 

Ventajas del blockchain

La tecnología emergente de la cadena de bloques ofrece muchos beneficios en un mundo cada vez más digital:

 

Alta seguridad

La tecnología de blockchain hace uso de la firma digital del usuario a fin de llevar a cabo transacciones libres de fraude. De esta forma se hace imposible corromper o cambiar información de cualquier usuario.

 

Sistema descentralizado

Usualmente, necesitas tener la aprobación de las autoridades regulatorias como el gobierno o el banco para realizar transacciones. Sin embargo, el blockchain se hace con consenso mutuo entre usuarios, lo cual permite operaciones más rápidas, fluidas y simples.

 

Capacidad de automatización

La tecnología de cadenas de bloques es programable y puede generar acciones sistemáticas, eventos y pagos automáticamente siempre y cuando se cumplan ciertos criterios.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *