¿Qué es el A/B testing ? - Ecdisis Estudio

¿Qué es el A/B testing ?

El A/B testing consiste en comparar dos versiones de una misma página web o aplicación para comprobar cuál de las dos versiones es más eficiente. Estas variaciones, llamadas A y B, se muestran de forma aleatoria a los distintos usuarios de la página web. Una parte de ellos verá la versión A y la parte restante verá la versión B.

El A/B testing consiste en comparar el rendimiento de dos o más versiones de una misma página web. 

Una vez mostradas las distintas versiones a los usuarios, un análisis estadístico hace posible testear la efectividad de cada variación en base a distintos indicadores de rendimiento como la tasa de conversión, el CTR, etc. En otras palabras, puedes comprobar qué versión genera más clics, suscripciones, ventas, etc. Los resultados determinarán la versión ganadora y, por tanto, la versión que debe formar parte de tu estrategia de marketing definitiva.

¿Qué tipos de sitios realizan A/B testing?

Todos los sitios web pueden beneficiarse del A/B testing debido a que cada uno de ellos tiene un objetivo medible. Cada web se crea con un objetivo en mente, tanto si se trata de un sitio web de comercio electrónico, como un periódico, todos buscan mejorar su tasa de conversión, sin importar en que consista esta.

Lead generation

Las páginas de lead generation o generación de leads, son aquellas destinadas a las ventas de servicios, principalmente, o a la búsqueda de clientes potenciales. Un lead puede referirse a la adquisición de un email que, posteriormente, podrá usarse con fines comerciales.

Medios

En esta categoría nos centramos sobre todo en el testing editorial. En este tipo de sitios web, de mucho contenido, los test suelen estar enfocados a comprobar el éxito de un tipo de contenidos en particular o a personalizar el contenido para cada tipo de usuario. Aun así, siempre hay otros muchos elementos que pueden testearse aparte del contenido.

E-commerce

No es sorprendente que uno de los tipos de sitios web que más usan el A/B testing sean los sitios de comercio electrónico. Gracias al A/B testing, estos tipos de sitios pueden asegurarse de que siempre cuentan con un rendimiento óptimo de su sitio web. Descubre los mejores casos de éxito de e-commerce. Algunos de los elementos más comúnmente optimizados son la página de inicio, los elementos de la ficha de producto, las descripciones de producto o incluso los botones y sus mensajes.

¿Qué tipo de test realizar?

Para realizar A/B testing podemos hacer uso de una variedad de tipos de test diferentes dependiendo del elemento a probar en cuestión o al objetivo del test:

  • Test A/B: Este es el test más usado y el más clásico. Muestra dos variaciones de una misma página a los usuarios de la web y ambas variaciones cuentan con la misma URL.
  • Split test o test por redirección: Este es otro de los tipos más usados y comunes. Consiste en crear dos variaciones, cada una con una URL diferente y mostrarlas al tráfico del sitio web. Suelen ser los más adecuados cuando se hace un rediseño de la página completa.
  • Test multivariante o MVT: Este tipo de test mide el impacto de cada una de las distintas modificaciones que se realizan en una página. Por ejemplo, puedes crear una versión B de la página en la que cambies un banner, el color de un texto y la organización de algunos elementos al mismo tiempo. Gracias a este tipo de test puedes ver el impacto de cada una de esas modificaciones al resultado final. Este tipo de test son más avanzados, aunque no demasiado complicados de configurar.

 

En cuanto a tecnologías, podemos hacer varias distinciones dentro del mundo del A/B testing:

  • A/B testing en sitios web: Consiste en realzar testing en cualquier tipo de sitio web tanto para ordenadores, como para dispositivos móviles, o cualquier otro tipo de dispositivo con acceso a internet. Para ello, comparamos las versiones A y B de una misma página y analizamos los resultados obtenidos en base a unos objetivos previamente establecidos, como pueden ser la tasa de clics, ventas, suscripciones, etc.
  • A/B testing en aplicaciones nativas de iOS y Android: El testing en aplicaciones móviles es un poco más complicado que en páginas web ya que no puedes mostrar dos versiones distintas una vez que la aplicación ha sido instalada en el teléfono o Tablet. Por tanto, muchas soluciones son capaces de ofrecer testing al permitir la actualización instantánea de las aplicaciones. De este modo puedes cambiar el diseño de la app y medir el impacto generado.
  • A/B testing del lado del servidor a través de API: Una API es una interfaz de programación de aplicaciones que te permite intercambiar datos con una aplicación o servicio. Gracias a estas API puedes mostrar cambios automáticamente en tus aplicaciones desde el lado del servidor.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *