¿Cómo estructurar y mejorar mi sitio web en mi eCommerce? - Ecdisis Estudio

¿Cómo estructurar y mejorar mi sitio web en mi eCommerce?

A la hora de plantarnos ante un proyecto web eCommerce, la estructuración y jerarquía que demos a los contenidos, es decir, la categorización de los mismos, es algo básico si queremos que nuestra tienda tenga éxito.

Al igual que una casa con cimientos débiles, una tienda con una estructura desorganizada, anárquica, redundante… acabará por desplomarse o necesitar profundas reformas para mantenerse en pie.

En este artículo, trataremos de abordar los elementos básicos que debes tener en cuenta a la hora de estructurar tu tienda online y, en base a esto, mejorar la navegación para mejorar la experiencia de usuario y tu visibilidad orgánica.

¿Por qué es importante estructurar bien los contenidos de la web de tu eCommerce?

Como decíamos, la estructura es uno de esos elementos básicos tanto a nivel SEO como de usabilidad que, en demasiadas ocasiones, se pasa por alto.

Parte de que debes tener una estructura que sea fácilmente rastreable e indexable por los spiders.

 

Pero, ¿qué la hace tan importante?

Como ya hemos comentado, facilitamos el trabajo de rastreo e indexación. En muchas ocasiones, nos encontramos proyectos con un buen número de páginas huérfanas por diferentes motivos.

Es decir, URLs indexadas y hasta recibiendo tráfico pero sin interlinks, enlaces internos que apunten hacia ella.

Consejos para estructurar tu tienda online

Teniendo todo esto claro, vamos a dejaros algunos tips que os ayudarán a mejorar la estructura y navegación de vuestro eCommerce. ¡Vamos allá!

 

Menús de tu web

La forma en que construimos el menú de navegación y el header son fundamentales para retener a los usuarios.

Además, si tenemos en cuenta los trabajos con eye tracking, es de los pocos lugares que verá el 99% de ellos. Y, de acuerdo a este estudio, el usuario promedio tarda en torno a 10 segundos en decidir si abandona o permanece en una web.

¿Qué quiere decir esto?

Pues que disponemos de muy poco tiempo para mostrarle a nuestros visitantes aquello que quieren y están buscando.

Si no somos capaces de ofrecérselo corremos el riesgo de que se vayan.

Y es aquí donde aparecen los mega-menús, paneles divididos en grupos de opciones de navegación. Partiendo de un header limpio y solo con la información más relevante, podremos facilitar la navegación del usuario. 

Header limpio y solo con la información más relevante

En este ejemplo, de la categoría padre limpiafondos, ofrecemos a los usuarios la posibilidad de acceder a subcategorías por tipo o por marca.

La idea es construir los menús, para que los usuarios que lo empleen comprendan casi de inmediato dónde están los productos que buscan.

Recuerda que lo más importante es que tus clientes potenciales encuentren aquello que buscan. Así que si tienes dudas sobre colocar una subcategoría colgando de una u otra categoría padre, ¡ponla en ambas en el menú! 

Por ejemplo, supón que tienes una subcategoría de zapatillas running que en tu arquitectura sigue la ruta deportes → running → zapatillas running. Y, por otro lado, tienes una categoría padre de calzado que orientas a un tipo de zapato más formal.

Es una buena idea, que también ahí, incluyas zapatillas running, agrupando esta y otras subcategorías en zapatillas deportivas.

Es la mejor forma de asegurarte que todos tus visitantes encuentren esa categoría, independientemente de por donde decidan buscar.

Estructuración web

Con todo, mi recomendación es que te bases en datos. Intenta introducir test A/B y ver cómo se comportan tus visitantes.

 

Jerarquía

Uno de los grandes quebraderos de cabeza, principalmente en proyectos con cierto bagaje, es el jerarquía, el cómo organizamos y clasificamos la información. Y, si la trabajamos bien, nos ayudará a definir la navegación y la estructura de URLs.

Como ya hemos comentado, esta estructura o jerarquización debe ser lo más lógica y simple posible, facilitando la vida de crawlers y usuarios.

Cada categoría padre debe ser única y diferenciada de las demás, mientras que las subcategorías deben de poder relacionarse con la principal. Cuanto más puedas reducir el número de categorías padre, mejor.

 

Cuidado con la profundidad

Piensa siempre en los niveles o profundidad de clics. ¿Qué es esto?

El número de clics que un usuario o robot necesita para llegar desde, habitualmente, la home (nivel 0) a una URL concreta.

 

Trabaja los interlinks

Para gestionar esta profundidad puedes trabajar los interlinks, con lo que ayudarás a la navegación de los usuarios, establecer una jerarquía (importancia) de URLs, distribuir link juice y no dejar páginas huérfanas. Si tienes una subcategoría muy profunda pero quieres que tus visitantes la encuentren y posicionarla mejor, ¡sácala a la home!

 

Categorización de productos

Agrupar correctamente productos permitirá que los usuarios los encuentren fácilmente y puedan comparar y filtrar dichos artículos por aquellas facetas que buscan (color, talla, marca…) facilitando enormemente el proceso de compra.

Para ello, es importante que los productos aparezcan en diferentes categorías, siempre que esto tenga sentido, para que asegurarnos que el usuario que aterriza en una determinada landing page encuentra lo que busca. Si quieres facilitarte la tarea en este artículo, te explicamos cómo mover y asociar productos entre categorías masivamente.

 

Etiquetas

La mayoría de los usuarios no saben exactamente como se llama un producto.

Añadiendo etiquetas a los productos ayudarás a que tus usuarios encuentren aquello que están buscando.

Etiquetas

 

Navegación por facetas

Para acabar, un must de toda tienda online es la navegación por facetas.

Ahora que tenemos los productos correctamente agrupados en categorías y subcategorías, debemos dar al usuario la posibilidad de ir filtrando estas listas para que encuentre fácilmente aquello que buscan. Lo básico es que estos filtros contienen valores como fabricante, precio, talla, color…

Pero, si queremos ir un paso más allá, diferenciarnos de la competencia y facilitar la vida a nuestros usuarios debemos agrupar los productos por facetas específicas.

Navegación por facetas

En este ejemplo, tenemos una subcategoría de cosmética con eyeliners.

Como verás el facetado incluye filtros que aportan valor como la procedencia del producto o si es eco-friendly, además de la utilidad o el tipo de piel.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *